Acabar con la sed en el mundo: La caja que transforma el aire del desierto en agua. Neus Palau

img_npalou_20180621-131712_imagenes_lv_otras_fuentes__102044149_mof12-k5gg-u45302908895p0g-992x558lavanguardia-web
Markus Kalmutzki, Farhad Fathieh y Eugene Kapustin, investigadores responsables de la cosechadora de agua de aire del desierto (Stephen McNally/UC Berkeley)

La Universidad de Berkeley ha creado la cosechadora de agua con MOF, un nuevo material metalorgánico que trabaja a temperatura ambiente con luz solar y sin energía adicional. Los científicos probaron el recolector en el desierto de Arizona donde pudieron extraer agua potable durante el día y la noche a muy baja humedad y bajo coste.

Neus Palau. Lavanguardia

Según el último informe de las Naciones Unidas, hay 844 millones de personas que no disponen de acceso a una red de agua potable cercana. Ya sea porqué el agua que tienen cerca está contaminada y les podría causar enfermedades, o porqué viven en un clima árido.

En muchos casos llevar agua potable hasta algunas zonas remotas del planeta es complicado y muy costoso. Pero, ahora un nuevo invento da esperanza para que todo el mundo disponga de este recurso indispensable para la vida.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) ha desarrollado recientemente un recolector que permite obtener agua del aire en el desierto. Todo ello gracias a un nuevo material metalorgánico.

El científico jordano-estadounidense Omar Yaghi, responsable de la creación de esta ‘cosechadora de agua, también es el desarrollador de este material con extraordinaria capacidad de absorción que desafían la imaginación.

El científico jordano-estadounidense Omar Yaghi, responsable de la creación de esta cosechadora de agua y también de desarrollar el Metal Organic Frameworks, marcos metal orgánicos, o MOF por sus siglas en inglés
El científico jordano-estadounidense Omar Yaghi, responsable de la creación de esta cosechadora de agua y también de desarrollar el Metal Organic Frameworks, marcos metal orgánicos, o MOF por sus siglas en inglés (UC BERKELEY)

El nuevos materiales llamados Metal Organic Frameworks, marcos metal orgánicos, o MOF por sus siglas en inglés, son andamios de moléculas en los que largas cadenas de átomos de carbono se unen por medio de codos de átomos metálicos.

Los científicos pueden modificar los andamios moleculares de los MOF para incorporarles propiedades diferentes, agregándole, por ejemplo, poros para aumentar extraordinariamente su capacidad de absorción. Así dotando este material de la capacidad de captar vapor de la atmósfera para producir agua potable, incluso en un lugar tan seco como un desierto.

En el interior de la caja hay una capa de MOF, que tiene el aspecto de polvo, y que atrae y absorbe el vapor de agua nocturno en el aire desértico.

Esa caja interior se encuentra dentro de otra caja de plástico, cuya tapa se deja abierta durante la noche para captar la humedad. Durante el día, la tapa se cierra para que con el calor del sol la caja funcione como un invernadero. Debido al calor, el MOF libera el vapor de agua que se condensa en el interior de la caja mayor y cae hacia su parte inferior, donde se recoge con una pipeta.

“Hay un tremendo interés en comercializar estos prototipos y ya varias startups están trabajando en el desarrollo de versiones comerciales de la cosechadora”  OMAR YAGHI   

Omar Yaghi y su equipo de la Universidad de Berkeley han demostrado que un prototipo de cosechador de agua con esta tecnología funciona, después de hacer pruebas de campo en el desierto de Arizona. Además, cabe destacar que el dispositivo es barato y puede aumentarse su tamaño con gran facilidad.

La caja probada permitió cosechar cerca de 200 mililitros de agua (aproximadamente un vaso) por kilo de MOF en un ciclo de captación y liberación de vapor de agua.

Importante para su comercialización:  El dispositivo es barato y puede aumentarse su tamaño con gran facilidad 

El tipo de MOF usado en este prototipo de caja contiene circonio, un metal caro. Pero Yaghi está a punto de probar otra caja cosechadora de agua con el MOF 303, basado en aluminio, un metal 150 veces más barato que el circonio. Además el MOF 303 capta el doble de agua y el tamaño de la caja o los ciclos de captación y liberación de vapor pueden aumentarse para escalar su rendimiento. La nueva generación de cosechadoras podría producir más de 400 mililitros de agua por cada kilogramo de MOF.

“Este sistema es adecuado para cualquier desierto del mundo. Un tercio de la población vive en zonas con escasez de agua, así que ser capaz de obtenerla así es algo muy poderoso”. OMAR YAGHI    

Yaghi ha señalado que hay un tremendo interés en comercializar estos prototipos y ya hay “varias startups o empresas emergentes trabajando en el desarrollo de versiones comerciales de la cosechadora”.

El científico está trabajando ahora en aplicaciones de esta tecnología con la Ciudad del Rey Abdul Azis de la Ciencia y la Tecnología en Riad, en Arabia Saudita.
“Este sistema es adecuado para cualquier desierto del mundo. Un tercio de la población vive en zonas con escasez de agua, así que ser capaz de obtenerla así es algo muy poderoso”, ha dicho Yaghi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s