Martina Viktorie Kopecká: la única sacerdote del Sínodo es millennial. Ruben Cruz

martina-sacerdote-850x310

La joven de 32 años pertenece a la Iglesia husita checoslovaca y representa al Consejo Mundial de Iglesias

Ruben cruz. vidanuevadigital

Martina Viktorie Kopecká tiene 32 años y es sacerdote de la Iglesia husita checoslovaca –con 100.000 miembros–. Esta joven es la única mujer sacerdote del Sínodo de los Obispos sobre ‘los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional’. Vestida con túnica negra y estola blanca, Kopecká tomó la palabra en la Asamblea Sinodal para enfatizar la importancia de las relaciones ecuménicas, que encuentran en Francisco un gran embajador. “Él es realmente inspirador para muchos jóvenes porque no es viejo”, dijo. Y añadió: “Es abierto, creativo y enérgico, pero también aporta sabiduría y experiencia”.

“Los cardenales me vieron como una niña en la cena y al día siguiente como sacerdote, pero me han aceptado”, ha compartido la joven con America. “Después de mi intervención, muchas personas vinieron a mí en los pasillos, diciendo que me escucharon y se inspiraron”, añadió. Sobre la ordenación de mujeres, reconoce que para ella “no es una cuestión de género sino de dignidad humana e igualdad de posibilidades. Las mujeres trabajan mucho en la Iglesia hoy y deben ser consideradas como líderes espirituales y siervos de Dios. Ellos están haciendo el trabajo más duro, cuidando a las personas en situaciones de miseria. Hacen que el rostro de la Iglesia sea más humano”.

La reverenda es representante del Consejo Mundial de Iglesias en el Sínodo y, aunque sin voto, puede participar. Reconoce que los primeros días, en la casa sacerdotal donde se hospeda, comió sola. A la tercera comida, “cuando pensaba que esto era un desastre”, un obispo de Paraguay preguntó si podía unirse a ella. “Yo dije: ¡Sí, por favor!”. El prelado estaba “realmente interesado en lo que soy”. “Los círculos ecuménicos no son sobre papeles, documentos e instituciones. Se trata de conocer gente sin ningún juicio. Si yo soy chica y ordenada, pero él estaba interesado en mi cultura e iglesia y, más tarde, muchos otros se unieron a nosotros”, constata.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s