Para ejercer el servicio del presbiterado, no se requiere ser ordenada/o, pero si elegida/o. Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP*P


logo-en-espac3b1ol

Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP*P. evangelizadoras de los apostoles

Totalmente de acuerdo. Para ejercer el presbiterado, no hay que ordenar a nadie. Jesús no ordenó a nadie, ni mujeres y hombres. Jesús, fue judío y nunca dejó de ser judío. Es decir nunca fue romano. El dijo: “No penséis que  he venido  para  abolir la ley  o los profetas;  no he venido  para abolir,  sino  para cumplir” Mateo 5:17. Los principios del cristianismo no han dejado de ser judíos. Nuestra demanda dentro de la Iglesia, es que no haya discriminación alguna, entre hombres y mujeres, que se cumplan las normas establecidas por la institución eclesial, como es el de otorgar los 7 sacramentos que la Iglesia ha establecido como tal, (CIC, 1117).

No nos referimos como el ser “sacerdote”, palabra a la que le han dado el sinónimo de “presbitero”, o viceversa. Sacerdote solo hay uno, que es Jesucristo, los demás son ministros. La palabra sacerdote solo aparece en la Carta a los Hebreos, refiriéndose a Jesucristo como el Eterno Sacerdote.

La palabra presbitero, concretamente “presbítero”, “presbíteros” viene del latín-griego, que traduce “el más anciano”. En el  AT , se define a los presbíteros como los líderes y ancianos que, sin ser sacerdotes, conforman un consejo.

Ni en el A.T. ni en el N.T. aparece referencia histórica, acerca de lo que hoy conocemos como “Sacramento del Orden”. Los líderes prestaban un servicio, es la comunidad la que ordena y pide el servicio. No se hacia registro alguno, para mostrar veracidad o autenticidad del ministerio, como tampoco se hacia de los otros sacramentos.

A través de la historia, podemos detectar los cambios generados en una sociedad y cultura. En la época de los primeros cristianos, fue normal, que cada grupo y región, emitió sus manifestaciones de fe y liturgia de acuerdo a sus costumbres y cultura. Estas fueron tantas y tan diversas, que algunos pensaron que ya no se reconocen como seguidores de Cristo. Es en el Concilio de Trento 1547 los líderes religiosos, deciden “unificar” y organizar la creación de normas dentro de la Iglesia. Al inicio siempre tuvo la preocupación de no perder y conservar el mensaje del Evangelio, y atender a los más necesitados. Si bien es cierto no todos, se puede tener el gusto por el poder y los “beneficios” que trae consigo el manejo de lo divino y lo sagrado, como legado dejado por el emperador Constantino (Concilio de Nicea 323) hecho manifiesto en el uso de sus costosos y complicadas vestimentas, zapatos rojos, mitras y báculos, y el ordenamiento territorial, en regiones o diócesis como conocemos hoy. Es de aqui que empieza a  desarrollarse la teología y la práctica sacramental, entresacándola de las Sagradas Escrituras, constar que lo que vivimos y conocemos es de institución divina.

En la Historia es que podemos descubrir las diferencias significativas entre el modo en que la Iglesia se aproxima y hoy se acerca a la teología y practica sacramental.

A esto es lo que se refiere al CIC (Código de Derecho Canónico, y no al CIC = Catecismo de la Iglesia Católica, como algunos creen) cuando señala: “ha precisado a lo largo de los siglos, que, entre sus celebraciones litúrgicas, hay siete que son, en el sentido propio del término, sacramentos instituidos por el señor “(CIC, 1117)

Lo lindo de todo esto, es descubrir que cada sacramento tiene su historia, a través de los tiempos, aunque la práctica de los sacramentos tiene sus diferencias, con el ayer, se conserva la semejanza con las prácticas de la Iglesia primitiva.

Voy a referirme al Sacramento del Orden. Cada vez que se habla del presbiterado de las mujeres, se levantan ampollas por doquier, se sacan a relucir los argumentos que no vienen al caso.El presbiterado realizado por una mujer, esta enunciando el servicio que como lideres ellas prestaron en la Iglesia Primitiva, eran Casas-Iglesias, donde se realizaba el mandato de Jesus: “Hagan esto en memoria, Mía”. Ellas, eran las lideres convocantes que dirigían el servicio. Los primeros cristianos, no tenían templos.

Otro argumento es el de que Dios es masculino, y que solo el hombre es el representante de Dios. “A Dios nadie lo ha visto”, nos lo dice Juan 1:18-20. Dios es Espíritu, es Energía Divina, no tiene sexo. Acaso las mujeres al igual que los hombres no hemos sido creadas a la imagen y semejanza de Dios? Gen 1:26-27.

Digan lo que digan, no hubo ordenaciones, ni de hombres, ni de mujeres. Pero si hubo elegidas, y elegidos. Además de haber seleccionado, llamando a los 12, Lucas nos narra acerca de la elección de otros 72 y describe muy bien su misión: Lucas 10: 1-9, Eligióllamó por su nombre  a Maria Magdalena, y dio el mensaje de Resurrección. Más adelante nos encontramos con el hecho de la elección de Matías, en la que participaron no solo los 11, sino Maria la Madre de Jesús y demás mujeres: Hechos 1:12-26 Pretender borrar la Historia de un plumazo, manipularla, no es fácil, los tiempos han cambiado, pero el mensaje del Evangelio, se conserva, de ahí la preocupación de regresar a las fuentes y dejar de preocuparnos, por registro y autenticidad de papeles. La única historia que nos deben importar es la Historia de la Iglesia,  que como bautizados/as, estamos inscritos/as en esa Sucesión Apostólica de servicio, dentro de la Iglesia.  No hubo videos ni fotografías en la Iglesia Primitiva, como prueba real, pero si hay piedras grabadas que gritan y resaltan hermosamente en las Catacumbas romanas.

Y termino repitiendo, lo que dije al inicio; nuestra demanda a la Jerarquía eclesiástica, es que se termine con la discriminación, marginación de las mujeres dentro de la Iglesia, Iglesia Pueblo de Dios, cual Iglesia en Primavera.

“No penséis que  he venido  para  abolir la ley  o los profetas;  no he venido  para abolir,  sino  para cumplir” Mateo 5:17.

*Presbitera católica romana.

Bibliografía:

http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p2s2c3a6_sp.htm

htttp://https://es.slideshare.net/luipol1  Historia de los sacramentos.

https://www.independent.ie/life/ordination-had-no-part-in-early-church-the-cultural-bias-informing-vatican-views-37063381.html

https://www.independent.ie/life/ordination-had-no-part-in-early-church-the-cultural-bias-informing-vatican-views-37063381.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s