Espiritualidades y Religiones. Una Introducción.

Resultado de imagen de espiritualidad y religion

Vicenta. Mujeres y teologia.

Aunque nuestras iglesias cada vez son menos frecuentadas por jóvenes o creyentes de mediana edad,incluso de edad avanzada, es evidente que hay un gran número de personas que acuden a convocatorias de foros, retiros,talleres, etc. cuyos contenidos son de una espiritualidad supuestamente alternativa, que tanto inquieta a la jerarquía, pero que muchas veces, en esencia, conecta con lo más genuino de la tradición cristiana liberadora. Hay hambre de espiritualidad.

  • Espiritualidad y religión son términos que a veces se usan indistintamente, sin contornos precisos entre si, sus contenidos son de una gran complejidad. La religión sería como la copa en la que bebemos el vino que sería la espiritualidad,la religión sería la cáscara en la que está contenido el  fruto o semilla, la espiritualidad.
  • Espiritualidad viene de spíritus=pneuma=aire,aliento, lo intangible, nos habla de las interacciones entre lo seres humanos y Dios, el misterio más hondo de todo lo real, presencia invisible en todos los lugares y momentos. Tan en El estamos que no nos damos cuenta de su presencia. Hch 17,27: “En el vivimos, nos movemos y existimos”. En nuestra tradición cristiana personificamos a Dios, lo consideramos un Tu, pero otras tradiciones como budismo,taoísmo, etc.,no lo personifican, porque consideran que esto es hacerlo demasiado parecido a nosotros.

Dios es Amor, continua donación de sí mismo,es desbordante de Ser que nos deja ser en plenitud; nos vamos acercando a esa plenitud si vivimos procurando tener la sensibilidad de Dios,la ternura de Dios manifestada en Jesús, en las relaciones interpersonales,a nivel local y global; en nuestra relaciones con la madre tierra…

Lo más normal es que en todas las tradiciones espirituales y/o religiosas se tengan en cuenta estas estas actitudes bondadosas y compasivas, al menos en teoría, como anhelo.

Ya no nos sirven las normas rígidas de las religiones, que suponen premios y castigos. Necesitamos pautas para experimentar por nosotros mismos, para discernir si lo que vivimos  nos conduce a la plenitud o nos aliena. La adultez espiritual requiere que sigamos con honestidad  nuestras propias convicciones, que son fuente de vida, y respeto por lo que a otros les da vida de otra manera, cuando tu verdad no entra en contradicción con mi verdad, la complementa, nos nace crecer.

La crisis de nuestra institución eclesial nos causan dolor, pero son una oportunidad para que cada cual sea autor/a de su propia experiencia espiritual.

Ha de haber una complementariedad entre las concepciones espirituales de Oriente y Occidente , deberíamos tener unas claves para comprender y distinguir lo que es esencial en cada tradición, sin prejuicios, como un gran legado de la humanidad ,cuando contribuyen a hacer un mundo más justo y fraterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s