Disidencia interna . Isabel Gómez Acebo

plenaria-obispos-alemanes_2102499762_9855742_660x371
Plenaria de los obispos alemanes

Isabel Gomez Acebo. religión digital

¿No es mejor ordenar mujeres y varones casados que dejar a muchas comunidades de fieles sin la eucaristía?

“¿O es que el sacrificio de la misa ya no es el centro de la vida cristiana? “

  Recuerdo que un asesor de Kennedy, contaba en sus memorias, que el presidente les había echado en cara que ninguno había levantado la voz contra la invasión cubana de la bahía de Cochinos que había supuesto un enorme fracaso. Si alguien lo hubiera hecho, les decía, se habría estudiado más a fondo el tema y quizás se habría abortado el desembarco. Pero ¿Qué difícil es llevarle la contraria al jefe? Solo los que no tienen nada que perder y no les importa su prestigio, se atreven. Siguiendo con el ejemplo americano vemos como Trump va segando las cabezas contrarias a sus ideas, algo que también hacen los presidentes de los partidos políticos cuando alguna persona les cuestiona

           Hay que reconocer que es más fácil la disidencia cuando el poder ha perdido fuerza, véase en España el caso catalán, y en la Iglesia con el Papa debilitado por las críticas internas. A mí me parece muy sana la discusión de los problemas y no soy partidaria de un pensamiento único pues vivimos en un mundo globalizado con una amplia gama de costumbres irreconciliables entre sí. De aquí, que aplaudo la  decisión que han tomado los obispos alemanes de reunirse para pensar a fondo una serie de temas que están sobre la mesa de nuestra fe. Entre ellos la posibilidad del orden sacerdotal para las mujeres, cuando el Vaticano les pidió que no lo incluyeran en la agenda pues supondría romper la unidad del catolicismo. Hace pocos años suponía defender esta postura una herejía pero…  los tiempos cambian y con ellos las ideas

            Pues me pregunto ¿No es mejor ordenar mujeres y varones casados que dejar a muchas comunidades de fieles sin la eucaristía? ¿O es que el sacrificio de la misa ya no es el centro de la vida cristiana?

            Y siguiendo con mi razonamiento pienso que tendríamos que defender el meollo de la fe y dejarlo muy reducido si queremos tener una religión universal que sirva para todos los hombres, con independencia  del lugar en el que vivan. En el centro la persona de Jesús, más por su vida que por su esencia, y abandonar la moral de hechos concretos para defender una ética de principios que podría basarse en el Sermón del Monte o en el juicio final de Mateo. Esta postura permitiría que camináramos junto a personas de otros credos que al final, en el fondo de su corazón, se encuentran con esa misma intuición que nosotros llamamos Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s