Consuelo Vélez: “La encíclica no le ha dado un rostro mucho más fuerte a los pobres, y ha faltado la palabra ‘sororidad’”

Teólogos en el VIII Jueves de RD
Desde Colombia, Vélez ha participado esta tarde en el VIII Jueves de RD junto a los también teólogos Rafael Luciani, venezolano, y la española Emma Martínez Ocaña
“Le falta al papa el descarte por sexismo. He echado en falta la perspectiva de género. La ausencia de las muertes por violencia machista, los feminicidios, las violaciones… me ha dolido”, ha dicho la teóloga e historiadora Martínez Ocaña
Luciani ha defendido que Fratelli Tutti “no es solamente una encíclica social, sino que está profundamente unida a la eclesiología del magisterio de Francisco”

Lucía López Alonso. religion digital

“La fraternidad es linda, pero me preocupa que los comentarios de estos días no permanezcan”. Así ha manifestado la teóloga y profesora de la Fundación Universitaria San Alfonso, Consuelo Vélez, la necesidad de realizar “una lectura muy fina” de la tercera encíclica del Francisco, Fratelli Tutti, que cale en las conciencias más allá del “inmediatismo” que el Papa denuncia con frecuencia.

Desde Colombia, Vélez ha participado esta tarde en el VIII Jueves de RD junto a los también teólogos Rafael Luciani, venezolano, y la española Emma Martínez Ocaña. Organizado para debatir Fratelli Tutti desde sus claves teológicas, el webinar ha sido posible gracias al patrocinio del Banco Sabadell y el soporte técnico de Católicos en Red.

“La motivación evangélica atraviesa toda la encíclica”, ha empezado Emma Martínez Ocaña, quien ha destacado “el amor político, el compromiso con la polis” del texto del pontífice, “sorprendente” en comparación a la laxitud que ese tema tradicionalmente ha tenido en la formación cristiana. La teóloga e historiadora ha celebrado el “ver profético” de la encíclica, “que no encubre el expolio ni enmascara el descarte”. “Descarte por salarios injustos, por xenofobia… dentro de la violencia, esclavitudes varias”, ha continuado. Pero apuntando que “le falta al papa el descarte por sexismo. He echado en falta la perspectiva de género. La ausencia de las muertes por violencia machista, los feminicidios, las violaciones… me ha dolido”.

En la misma línea, Consuelo Vélez ha denunciado que “ha faltado la palabra ‘sororidad’”. Que Francisco “no le ha dado un rostro mucho más fuerte a los pobres” en la encíclica, cuando atravesamos una época “en la que la aporofobia está en la piel”. Las mujeres, ha seguido, son mencionadas desde el colectivo de “mujeres maltratadas”, las referencias a los indígenas tampoco abundan… Y “me queda faltando la población de diversidad sexual”, precisa Vélez. “El lenguaje crea realidad y una empieza a no sentirse incluida después de que el Papa haya ignorado la petición”, sentencia. “No escuchó a las mujeres que le mandaron una carta”. Una impresión confirmada por la otra teóloga, Martínez Ocaña: “No es solo un problema de lenguaje”, dice, “la Teología feminista debe ayudar al Papa a bajarse del discurso de ideología de género. No es una ideología, es una perspectiva”.

“Queda que el magisterio de un Papa sea escrito con mujeres”, ha reconocido Rafael Luciani, que espera una reforma en el “modo de trabajar de la Iglesia”. “Desde el Concilio, la fraternidad es abierta”, más allá de los creyentes, “en una salida hacia el hermano y hermana”, ha apuntado. Defendiendo que Fratelli Tutti “no es solamente una encíclica social, sino que está profundamente unida a la eclesiología del magisterio de Francisco”. “Otro criterio de unidad lo da la hermenéutica de los pueblos y las culturas, que va girando en lo económico, político… en defensa de las comunidades que cargan estilos de vida y hoy en día se encuentran en peligro”, ha continuado el también coordinador del Grupo Iberoamericano de Teología, “por las visiones homogéneas de la globalización y del capitalismo neoliberal”.

En el examen de la parábola del samaritano que realiza la encíclica, “¿los que estamos dentro de la Iglesia entenderemos que también somos el maestro de la ley?”, se pregunta Consuelo Vélez. “Todas estas palabras frente al pobre, el descarte… ¿van a ser más acogidas por los de fuera, y nosotros vamos a ser los que pasamos de largo?”. La duda señala dentro de la propia institución eclesiástica. “¿Cómo se encarna la Iglesia? Ahí entra la palabra pueblo, que Francisco va desarrollando como identidad común compartida, sociocultural o por compartir un proyecto”, responde Rafael Luciani.

Bergoglio, dice Martínez Ocaña, nos enseña que “el yo es una fantasía, no es verdad si no es en una amplia red de relaciones”. Y por eso como Pontífice promueve “experiencias educativas y espirituales múltiples, variadas”, “para dar a luz un mundo más justo”. Pero lo extraño, lo extranjero, lo diferente, nos sigue paralizando. “Cuando ese caído en el camino tome rostro concreto, ¿vamos a ser capaces de auxiliarle? ¿O seremos de nuevo el sacerdote y el levita?”, insiste Vélez. “Lo que está en juego es si la dignidad humana la valoramos al mismo nivel siempre”, para todos.

En un tiempo en el que “lo digital que está colonizando nuestra mente”, dice Martínez Ocaña, generando “manipulación mediática y control político”; en un tiempo de “crecimiento de las autocracias y crímenes de Estado”, añade Luciani, ¿cuál es la perspectiva política de la encíclica? “No me parece una encíclica romántica”, dice Vélez, sino una esforzada advertencia: “Cuidado con tildar de populismo a quienes apoyan a los movimientos populares. Ninguna guerra, ninguna invasión, es justa…”.

Moderados por Jesús Bastante, redactor jefe de Religión Digital, los tres teólogos han coincidido en que Bergoglio le ha quitado el maquillaje a nuestra época, que no ha sabido respetar los derechos humanos. “Que estemos peleándonos por temas doctrinales e intrarreligiosos, no procede”, ha recordado Emma Martínez, en medio de “esta cultura de la muerte” y de una pandemia. Se trata, entonces, de empezar por los últimos, para que se reconcilien con el sistema que les ha excluido. “La reconciliación no es darnos las manos, es decirnos la verdad e intentar dialogar desde ella”, ha concluido Consuelo Vélez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s