El nacional catolicismo polaco

Isabel Gómez Acebo. religion digital

Con todas las diferencias imaginables, creo que se puede comparar la evolución del catolicismo polaco con el español, sobre todo a partir de la muerte del Papa Juan Pablo II y del general Franco. Ambas iglesias jugaron un papel importante en las transiciones desde la dictadura, en el caso español, y desde el comunismo, en el caso polaco, a la democracia, pero como resultado se vieron envueltas en los asuntos políticos de sus países. También la mayoría de sus obispos jugaron la carta del tradicionalismo y se negaron a abrir las puertas de la renovación

            Como nuestro caso es sobradamente conocido, fijaré la atención en lo que ha ocurrido en los últimos 20 años en Polonia donde hemos visto una alianza estrecha entre la Iglesia y el populismo de derechas lo que ha sido mal visto por muchos polacos dentro y fuera de la Iglesia… y se lo han hecho pagar. Las personas entre 40 y 50 años no comentan una pérdida de fe, sino que no se sienten identificados con su iglesia, mientras que los más jóvenes se están secularizando a marchas forzadas. Unos y otros, ven a su iglesia muy conservadora y anticuada, metida en política y tratando de imponer sus ideas en todas las personas dividiendo a los fieles en buenos y malos. Tampoco ha ayudado al distanciamiento, los abusos sexuales del clero

La cuestión del aborto ha dividido profundamente a la sociedad mientras que las personas que pertenecen a la comunidad LGBTQ son la plaga arco iris que, como un virus, está infectando a Europa a marchas forzadas, dicen muchos prelados La extrema derecha considera a los homosexuales como un ataque a los valores tradicionales polacos

            Según IBRiS, el mayor instituto de análisis de Polonia, baja el nivel de confianza de la Iglesia desde un 58% de polacos católicos en 2016 a un 40% en 2020. A este bajón ha contribuido una reciente publicación del Vaticano donde aparece que Juan Pablo II nombró al ex cardenal Theodore McCarrick, arzobispo de Washington, a pesar de las acusaciones de abusos sexuales a seminaristas, que le hizo llegar un eminente cardenal norteamericano. Las 449 páginas del informe McCarrick cuestionan la santidad del Papa y dan un severo golpe al catolicismo polaco ya que documenta la tapadera de la pedofilia en la iglesia en la que el papa polaco estaba personalmente involucrado desde 1985.

La extrema derecha considera que son aseveraciones falsas mientras que los liberales ven necesario que la Iglesia deje el culto a la individualidad centrado en el papa Juan Pablo II. El portavoz de los obispos polacos, Stanislaw Dziwisz, defendió su papado y puso de manifiesto su papel en la caída del comunismo mientras que 1500 intelectuales han firmado un manifiesto en el que aseguran que su ignorancia o mal juicio sobre los abusos no le hicieron culpable.

El cardenal Dziwisz que fue secretario personal de Juan Pablo II ha sido el arquitecto de la alianza entre la Iglesia y el partido político en el poder Ley y Justicia. Sus detractores ponen de relieve su lado autoritario y simpatía por un gobierno que está dinamitando la democracia

Me he acordado de la frase evangélica en la que los fieles seguían a diferentes apóstoles y les advierte Pablo que unos plantan y otros riegan pero detrás está Dios. El nacional catolicismo, como hemos visto en España no hizo que todos fueran verdaderos cristianos y ahora, aunque bajen en número, pueden ser más auténticos y levadura en la masa ¡Ojala, así sea!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s