En Alemania, homilías femeninas

FORO DE CURAS DE BIZKAIA

Fuente:  La Croix/religion

Por: Delphine Nerbollier

(Corresponsal en Berlín),

La iniciativa “Doce mujeres, doce lugares, doce predicadoras”, que tuvo lugar en toda Alemania el lunes (17 de mayo) por segundo año consecutivo, tiene como objetivo promover la causa de las mujeres en la Iglesia Católica en Alemania. Los organizadores desean poder asegurar homilías en el futuro.

Marianne Arndt, referente parroquial, predica en una misa en la Iglesia Católica de Santa Isabel en Colonia, el 15 de mayo de 2021.

El gesto es altamente simbólico. Ulrike Goken Huismann, teóloga de 59 años y presidenta de la Comunidad Católica de Mujeres de Alemania (KFD), predicó el lunes (17 de mayo) en una eucaristía celebrada en la Iglesia de San Maximiliano en Dusseldorf. Hasta entonces, Ulrike Goken Huismann lo había hecho en celebraciones sin eucaristía, como se ha venido haciendo en Alemania desde 1988. Al igual que ella, doce mujeres, en doce lugares diferentes, participaron en esta acción nacional llamada “Día de las Predicadoras” por segundo año consecutivo.

“Nuestro objetivo es dejar claro que las mujeres pueden predicar y pueden hacerlo bien”, dice esta madre de dos hijos. “La Iglesia se priva de muchas cosas al no permitirnos hacerlo. ¡De hecho, es una oportunidad perdida! Hay una gran cantidad de talento entre las mujeres que necesita ser empleado urgentemente”, dice.

“No todos los apóstoles eran hombres”

La Comunidad Católica de Mujeres de Alemania, una de las dos federaciones del país, eligió la fecha del 17 de mayo en referencia a Junia, una mujer mencionada por San Pablo en la epístola a los romanos y que los cristianos ortodoxos celebran en esta fecha. “Junia fue una mujer apóstola que durante mucho tiempo fue confundida con un hombre”, dice Ulrike Goken-Huismann. “Afortunadamente, con las nuevas traducciones, ha quedado claro que era una mujer. Con nuestra acción “12 mujeres, 12 lugares, 12 homilías”, queremos demostrar que no todos los apóstoles eran hombres”, añade.

A través de esta acción concertada, a la que se han unido espontáneamente otras mujeres de todo el país, los organizadores quieren avanzar en el camino sinodal puesto en marcha hace un año y medio. “Esperamos que el camino sinodal permita a las mujeres predicar oficialmente en las eucaristías”, argumenta Ulrike Goken-Huismann, convencida de que “Roma no puede oponerse a ello”. Y si la presidenta de esta federación está convencida de que algún día las mujeres podrán convertirse en sacerdotes, sabe que “el camino será largo”. “Hacemos las cosas paso a paso, una tras otra”.

“Se trata de lo que tenemos derecho a hacer o no hacer”

Sorprendentemente, como el año pasado, las homilías de las mujeres el lunes 17 de mayo provocaron muy poca oposición oficial por parte de los obispos alemanes. “La Iglesia Católica no es un ámbito en el que todos puedan hacer lo que les dé la gana”, ha dicho recientemente Clara Steinbrecher, del movimiento conservador María 1.0.

Esta acción llega una semana después de otra iniciativa crítica contra Roma: la bendición de las parejas del mismo sexo por un centenar de sacerdotes el 11 de mayo. “En todos estos temas, se trata de saber qué es lo que tenemos derecho a hacer o no hacer”, dice Ulrike Goken-Huismann” ¿Cómo podemos explicar que las mujeres no tengan los mismos derechos en la Iglesia Católica que tienen en la sociedad?”, se pregunta.

“Estas diferentes acciones reflejan una creciente insatisfacción por parte de los fieles”, dice el teólogo Michael Seewald, de la Universidad de Munster. “Estas protestas cuentan con el apoyo de la mayoría de los católicos del país. Los opositores tienen muy buenos contactos con Roma, donde se les escucha, pero son un grupo pequeño”.

“¡Cambio de petición!”

¿Pero estas doce predicadoras femeninas podrán marcar la diferencia? La respuesta de Michael Seewald es más matizada. “En estos asuntos, sería posible encontrar soluciones a nivel regional, dejando un margen de maniobra en lo local. Pero no sé si Roma está dispuesta a eso. Observa el camino sinodal alemán de una manera muy escéptica y ha enviado mensajes negativos sobre los cuatro temas de discusión abordados en esta ocasión. Es difícil ser muy optimista”, admite.

Por su parte, las mujeres predicadoras quieren ser positivas, sostiene Ulrike Goken-Huismann cuyo lema es ahora: “¡Quédate en la Iglesia! ¡Cambio de petición!»

“En la práctica, la predicación tiene lugar”

Extracto de una entrevista en video el 15 de mayo en Domradio al obispo Georg Botzing de Limburgo, Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana.

“En nuestro país y en nuestras diócesis, muchas mujeres predican en muchas ocasiones. Pienso en las muchas ceremonias fúnebres que llevan a cabo las referentes parroquiales, en el catecismo para los niños, en las celebraciones para empresas y para los jóvenes. En la práctica, la predicación tiene lugar. Las mujeres pueden predicar. Y me alegraría que hubiera reglas que, aunque excepcionales, permitieran escuchar su testimonio de fe en la celebración de la misa.»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s