La Iglesia de Lausana sustituirá a los vicarios episcopales por laicos

Jordi Pacheco. religion digital

Los vicarios episcopales serán sustituidos por representantes laicos del obispo y las vicarías por regiones diocesanas. Estos son algunos de los cambios más significativos de que será objeto la diócesis de Lausana, Ginebra y Friburgo en un proceso de reestructuración que ya está en marcha. En esta tesitura, el obispo Charles Morerod pide primero confiar en Dios y atreverse a dar un salto de fe. “No deberíamos empezar a hacer un plan completo antes de movernos”, asegura el prelado.

“La Iglesia es el Evangelio que continúa”. Morerod repite esta frase a menudo. “Me gustaría ver a la Iglesia para que cuando veamos a Jesús, podamos ver su presencia activa. Este es el asunto de todos los cristianos. Nos reunimos porque el Señor está presente en medio de nosotros. No es sólo una cuestión de estructuras, sino de ser testigos. Muchos hacen cosas sin pensar en Cristo. ¿Cómo manifestamos a Cristo sin agotar nuestras fuerzas en los lugares equivocados? Este es el meollo de la cuestión”, ha asegurado el obispo en declaraciones a cath.ch.

Para Morerod, es necesario que los sacerdotes puedan colaborar en su función pastoral propia desarrollando polos pastorales en lugar de ser asignados a tareas organizativas. “Veo que hay muchos lugares de la Iglesia que ya no tienen mucha vida, mientras que otros están desarrollando una hermosa vitalidad”, afirma el prelado dominico.

En relación con el papel de los laicos, el prelado reconoce que, como bautizados, tienen un papel activo en la vida de la Iglesia desde el punto de vista de la labor pastoral, un papel que va mucho más allá de los asuntos administrativos. “Esta colaboración es positiva. Ya existe, pero podemos desarrollarla —admite—. La atribución de responsabilidades a los laicos lleva de forma natural a que éstos puedan participar también (junto con los sacerdotes) en la coordinación pastoral con tareas transversales que tocan todos los aspectos de la vida de la Iglesia. Esto no quita el papel propio de los sacerdotes, sacramental y pastoral”.

Morerod está convencido de que todo pasa por fomentar dinámicas transversales en la diócesis basadas en las realidades locales. Por ejemplo, en la catequesis: “En ellas es donde intentamos aprovechar las experiencias adquiridas en otros lugares o entornos, porque estas cuestiones se plantean en todas partes de forma bastante similar. La transversalidad también puede afectar a otros ámbitos como los servicios informáticos, la comunicación, los archivos, etc.”, concluye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s