José I. Calleja: «No voy a ir a la guerra de Putin»

 José Ignacio Calleja Profesor de Moral Social Cristiana. religion digital

No voy a la guerra de Putin, ni a ninguna que yo conozca; la padezco y sé que han podido y pueden superarla…, si aceptan no gobernar como cazadores de recompensas. Este es el problema. 

No estoy animado a la grandilocuencia bélica ni ética sobre esta guerra de invasión de Ucrania por Rusia. La defino, así, como la veo. Ya he leído buenas explicaciones y, sopesándolas, la defino así. Guerra de invasión para dominar. Me hago una pregunta, ¿yo iría a esa guerra u otra parecida, iría a una guerra? No, si no me llevan a la fuerza, no; y si tuviera hijos y van, me sentiría desesperado; y si se los llevan a la fuerza, muerto en vida. Esto es así, y siempre me preocupa sobremanera qué decir si parto de lo que yo haría. No de una teoría de la cultura de la libertad y la democracia, y lo que pasaría si otros no van a la guerra; la pregunta es si voy o iría yo. No.

Entonces, ¿me dejaría avasallar? Creo que no. Se lo cuento cuando suceda. Procuro, eso sí, no llegar a esas situaciones, ni provocarlas ni que me las impongan. Casi siempre hay caminos previos para no llegar a la guerra, hay caminos para hacer algo razonable antes de llegar al infierno. Por eso que no le concedo a otros que “en mi caso, no había otra opción”. En tu caso, como en todos, “casi siempre es posible”. Y en este caso, ha sido y es posible, ha sido posible y es posible. En este caso, se puede. Ha sido y se puede. 

 Me sorprende la cantidad de analistas que pontifica sobre todos los males que nos vendrán si no vamos todos los europeos a la guerra y preparamos el arsenal atómico, y acabamos con Rusia, y no sé cuántas cosas más… que supongo otros harían en nuestro nombre, porque ellos, veo sus fotos, y están más para una pensión que para guerras. Y ¿sus hijos? No lo sé, creo que no. Harán lo posible por que no vayan. Ojalá que ellos mismos no quieran. Vuelvo a la idea primera y máxima.

La guerra no es inevitable. Si hay guerra, casi siempre, o siempre, es porque los grupos dirigentes lo han hecho muy mal; y si entre los contendientes, uno es fuerte y el otro débil, el fuerte lo ha hecho mucho peor; y si hay fuertes agazapados por todos lados, supuestamente sosteniendo al débil, estos son casi tan obscenos como el que agrede. Palabras que ya no mueven nada, o muy poco, pero la pequeña verdad, con minúscula, tiene la virtud de decir algo así: ahora hay que terminar con esta guerra, la guerra de invasión de Putin; no hay otra opción, es la parte más obscena del conflicto, ¡a mi juicio y sin duda frente a la posición de Ucrania!, pero la respuesta no es más madera para la guerra, sino una salida negociada, donde los agazapados den la cara y muestren sus intenciones y acciones.

Hoy Putin y su cohorte son asesinos de lesa humanidad; lo agazapados de USA, China, UE, etc., le van a la zaga. Con diferencias en esta guerra, pero a la zaga. La guerra es un desastre que tenemos que soportar porque los que pudieron y debieron acordar una salida, al menos, provisional, no lo hicieron. En este caso, ni quisieron. Quien gobierna tiene el deber de no hacer posible el “morir por la patria”. Permitirlo es una traición a lo que se les encomienda. Pero nos cuelan con laurel, medalla e himno lo contrario. Pienso así. 

 El caso, llegado como Ucrania a esta situación límite, su invasión, hay que aceptar defenderse, pero con una salida y pronto. Sí esos países nacidos de la desaparecida URSS quieren ingresar en la UE, parece lógico y justo callar y respetar, y si quieren entrar en la OTAN, y el crecimiento de ésta es obviamente de poder por el poder, ahí sí cabe y es justo acordar nuevos estatus y formas de relación entre los pueblos. La soberanía nacional siempre es con otros y otras. Como mi libertad es con todos ustedes. Desmilitarizar me parece una excelente idea, respetar sus opciones económico-culturales, también. Para desmilitarizar a estos aspirantes hay que desmilitarizar, a la par y más, a esas grandes potencias.

Todo es un proceso de dos pasos adelante y uno atrás, lo entiendo, así va el mundo, ¡cuando va!, pero habrá caminos que no sean la guerra ofensiva, invasiva o preventiva. Debe haberlos si alguien quiere escapar de gobernar, vivir y votar en la mentira política más absoluta. Y a mi juicio, creo, la URSS, ahora con la guerra de invasión, y USA, en otros contextos muy próximos, van un paso por delante de Europa en obscenidad. Hay otros países que hacen lo mismo, o apuntando ya maneras. Creo. No es un gran consuelo, pero en política militar, geoestratégica y económica, cada paso adelante en la paz es un mundo. Yo creo que Putin va a salir malparado de esta aventura cruel, esta guerra de invasión, a manos del propio pueblo ruso. Lo creo y lo espero. No le deseo nada peor que esto. Soy un idealista muy realista. Todavía hay tiempo para buscar una salida menos mala, salvo para los cazadores de recompensas. Hay tiempo, cada día, hay tiempo.

Captura de pantalla 2022-03-03 a las 14.40.04
Captura de pantalla 2022-03-03 a las 14.40.04

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s