Siento que la vida vale mucho y pasa de prisa

Lucrecia Aliaga Sidia. religion digital

Siento que la vida vale mucho y pasa de prisa.

Mujeres andariegas que vamos haciendo camino.

Vamos cavando nuevos caminos, estamos dejando huellas originales.

A sol y a sombra, no nos detenemos.

El maltrato, las injurias no pueden con nosotras.

Somos de raza valiente

No vemos a Dios como el anciano

que asustó nuestras vidas con sus severa mirada,

y con su dedo inquisidor.

Si hay alguien que está en todo el universo,

es la divinidad, la energía.

Esa fuerza que fluye en el universo

y que no atropella a Nadie

y que se aúna a nuestras búsquedas.

Avanzamos entre espinos de una iglesia institución

que está estancada,

sostenida por curas brutos y bien machos,

aunque lleven Mitra.

Qué distinta la postura del judío Jesús

de quién surge la inspiración para la humanidad,

el que hace causa común con el huérfano y la viuda,

con la mujer condenada, con la VIDA.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s