Espiritualidad con… Florence Nightingale (1820-1910), la dama de la lámpara. Maria Luisa Arnal

220px-florence_nightingale_28h_hering_npg_x8236829

Maria Luisa Arnal. mujeres y teologia

Nació un 12 de mayo, ese día se celebra el Día Internacional de la Enfermería.

Aunque ser mujer implicaba que tenía que luchar contra las autoridades militares, lideró métodos revolucionarios para obligar al sistema británico a cambiar y mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de los pacientes, primero en la Guerra de Crimea y más tarde en su Gran Bretaña.

Consiguió llamar la atención de la Reina Victoria y el Príncipe Alberto así como la del Primer Ministro, Lord Palmeston.

El dinero que el público le hizo llegar, como agradecimiento de su labor en la Guerra fue para fundar la primera escuela de Enfermería en el Hospital St. Thomas de Londres.

La escuela se basaba en dos principios. El primero, que las enfermeras debían adquirir experiencia práctica en hospitales organizados El otro era que las enfermeras debían vivir en un hogar adecuado para formar una vida moral y disciplinada. Con la fundación de esta escuela había logrado transformar la mala fama de la enfermería en el pasado en una carrera respetable.

Publicó más de 200 folletos, libros e informes, obligó a los médicos y estudiantes de medicina, a cambiar sus batas sucias y a lavarse las manos, cuando entraban en la sala de obstetricia para evitar que las parturientas se infectaran con gérmenes y evitar las muertes puerperales que se sufrían por infecciones.

En el St Thomas Hospital existe un museo dedicado a ella.

Henry Wadsworth Longfellowos, poeta estadounidense, dedicó este poema a sus desvelos y a su vida.

Los heridos en la batalla,

en lúgubres hospitales de dolor;

los tristes corredores,

los fríos suelos de piedra.

¡Mirad! En aquella casa de aflicción

Veo una dama con una lámpara.

Pasa a través de las vacilantes tinieblas

y se desliza de sala en sala.

Y lentamente, como en un sueño de felicidad

el mudo paciente se vuelve a besar

su sombra, cuando se proyecta

en las obscuras paredes.”

Henry Wadsworth Longfellowos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s