Carmen Bernabé, ¿Qué se sabe de M.Magdalena? (con 20 preguntas )

Xabier Pikaza. Religión Digital

Cine, pintura y literatura la han visto como anacoreta penitente, prostituta arrepentida, amante o mujer de Jesús… Sin embargo, los textos más antiguos de la Biblia y los apócrifos saben que ella ha sido una mujer muy real, compañera y dirigente del grupo de Jesús, creadora de Iglesia. Este libro ofrece la mejor visión actual de su figura: María Magdalena.

22.07.2020 | X.Pikaza

Qué se sabe de... María Magdalena

Carmen Bernabé Ubieta, ¿Qué se sabe de María Magdalena?, Verbo Divino, Estella 2020, 240 págs. http://www.verbodivino.es/libro/2243/que-se-sabe-de-maria-magdalena. 

Hoy, 22 de Julio del 2020, Santa María Magdalena, es el día de este libro, escrito por Carmen Bernabé Ubieta, profesora de la Universidad de Deusto/Bilbao, y Presidente de la ABE (Asociación Bíblica Española) y miembro de la  Society of Biblical Literature, que desde su tesis doctoral (María Magdalena. Tradiciones en el cristianismo primitivo, Verbo Divino, Estella 1994) ha venido estudiando y enseñando sobre su figura.  Si quieres “olvidar” malas novelas y conocer la historia, lee ese libro y hazte admirador de María Magdalena.

Bernabé Ubieta, Carmen

PRIMERA PARTE: ¿CÓMO HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ?
1. De discípula y apóstol a prostituta arrepentida y esposa de Jesús. La persistencia de una imagen y un tópico

SEGUNDA PARTE: ¿CUÁLES SON LOS ASPECTOS CENTRALES DEL TEMA?
2. Se llamaba Miriam y era de Magdala
3. Recordad sus nombres: las listas de mujeres y su importancia
4. El sentido del seguimiento de María Magdalena
5. Recorriendo las aldeas galileas con Jesús

TERCERA PARTE: CUESTIONES ABIERTAS EN EL DEBATE ACTUAL
6. Del lamento a la alegría pascual: el papel de María Magdalena en la formación del kerigma pascual comunitario
7. “Vete y di”. La autoridad apostólica y la memoria peligrosa de María Magdalena

CUARTA PARTE: PARA PROFUNDIZAR
8. Relevancia socio-eclesial de la memoria de María Magdalena
9. Bibliografía comentada                                                                                            

María Magdalena

He leído muchos libros y estudios sobre el tema, en línea de exégesis bíblica, historia y teología. Entre todos sobresale éste de Carmen Bernabé, a quien felicito por haberlo escrito. No quiero resumirlo, que lo lea quien quiera conocer el tema. Pero, a modo de divertimento, he querido responder a unas preguntas. Mis respuestas no son las de C. Bernabé, pero van en su línea y quieren ser un homenaje a su trabajo. Quien quiera conocer las auténticas respuesta que vaya a este libro.

VEINTE PREGUNTAS, VEINTE RESPUESTAS (X. Pikaza)

1/ ¿Existió?

            Sin duda. Existió y jugó un papel importante en la tradición cristiana. En su forma actual, los evangelios canónicos  no han podido crear su figura de discípula importante de Jesús (cf. Mc 15, 40). Ni siquiera San Pablo, tan favorable, en otro contexto, a la función de las mujeres la cita al hablar de la resurrección (1 Cor 15, 3-8), porque tiene reservas ante su función en el principio de la Igiesia. Por eso,  los evangelios la citan y la cita más tarde la trdició apócrifa es porque existió, no han podido inventarla.

2/ ¿Por qué se llama Magdalena?

            Porque era de Magdala, ciudad de pescadores de la costa del mar de Galilea, entre Cafarnaúm y Tiberíades, con una flota de más de doscientos barcos, famosa por sus salazones. Se llamaba María y el  hecho de que no lleve unido el nombre (apellido) de su padre o su marido, sino el de su ciudad, indica que era independiente: no estaba sometida a otros y tenía autonomía para forma parte del grupo de Jesús.

 3/ Cómo y cuando conoció a Jesús?

            No sabemos. Es posible que él pasara por Magdala o que ella se acercará a Cafarnaum. Lc 8, 2 dice que Jesús la liberó de siete demonios. Así podemos suponer que estaba enferma y que Jesús la curó Pero ese dato parece que ha de entenderse simbólicamente. Es probable que ella misma buscara a Jesús o que Jesús la llamara al encontrarla en alguno de sus caminos. Pero no sabemos. Lo importante y nuevo es que ella, con otras mujeres, fue compañera itinerante de Jesús . 

María Magdalena: Equívoco y Misterio (2) | Producción artística, Grecas,  Arte en lienzo

4/ ¿Era judía o pagana?

            Era judía, no sólo por su origen (Magdala era ciudad de judíos, aunque debía ser lugar de encuentro con pescadores y comerciantes paganos), sino porque todos los primeros discípulos de Jesús fueron judíos. De todas maneras, el hecho de que fuera judía o pagana es secundario. Lo que importa es su función mesiánica, como discípula-compañera de Jesús, testido de su muerte y especialmente iniciadora de la experiencia pascual.

5/ ¿Formó parte del círculo más íntimo de los discípulos?

            ¡Evidentemente! En un sentido, en la línea del mesianismo judío, para evocar y recrear el signo de los doce patriarcas (tribus) de Israel, parece que Jesús eligió a Doce discípulos varones. Pero ellos no eran los únicos discípulos, ni tenían por que ser  los más íntimos ni los más significativos. Además, tras la muerte de Jesús, el grupo de los “doce” fracasó y quedó sólo como un símbolo. Sea como fuere, los seguidores/itinerantes, varones y mujeres, eran íntimos de Jesús: con él andaban, comían y dormían en los campos y aldeas. Entre ellos estaba María de Magdala. 

6/ ¿Formaba parte del grupo de mujeres que sostenía económicamente al grupo?

            Así lo supone Lc 8, 2-3 (y de algún modo Mc 15, 40-41). Pero ese dato parece posterior y resulta, por lo menos, ambiguo pues en el grupo de itinerantes de Jesús no parece que hubiera “patronos” que alimentaban a unos “clientes” pobres. Magdalena no era patrona sedentaria, sino discípula itinerante y así subió con él a Jerusalén. En el caso de que hubiera sido rica habría puesto sus bienes al servicio del grupo de Jesús (la tradición dice que los discípulos de Jesús, varones y mujeres, sin alforjas, ni dinero). Así la vieron y la ven los frailes de Santo Domingo en Salamanca, imagen siguiente.

File:Salamanca - Convento de San Esteban, Escalera de Soto, relieve de María  Magdalena.jpg - Wikimedia Commons

7/ ¿Era guapa?

¡Qué se yo! Pero tenía que ser atractiva e influyente… pues influyó mucho en el grupo de Jesús. La tradición de Tomás la presenta como antagonista de Pedro. Es muy posible que ambos fueron líderes del movimiento de Jesús, pero con una diferencia: Pedro traicionó a Jesús… María no, fue siempre fiel. Y no fue Pedro el que “gobernó” a María, sino María la que liberó a Pedro de su traición, haciéndole “ver” a Jesús con ojos diferentes.

8/¿Estuvo en la Ultima Cena?

            Es muy probable. Pero no sabemos como fue esa Cena, pues los evangelios sinópticos (Mc, Mt, Lc) la han interpretado de un modo simbólico, para destacar la culminación del camino de Jesús… y el fracaso de los Doce, en una línea en que la tradición ha interpretado después la Eucaristía. Sea como fuere, el simbolismo eucarístico posterior (vinculado a las funciones eucarísticas) se aplica a Magdalena y las mujeres lo mismo (o mejor) que a los Doce. Pensar como piensan muchos que en la última cena Jesús instituyó unos ministros/sacerdotes de la Iglesia que sólo podían ser varones no es sólo una afirmación falsa, sino mucho peor, una simpleza, en plano histórico y teológico.

9/ ¿Por qué y cuándo se le identifica con una prostituta?

            Los evangelios no dicen que lo fuera, a no ser que la identifiquemos con la mujer de Lc 7, 37-39, lo que casi imposible analizando el texto. Algunos han dicho que lo era, por su mismo nombre (no tenía “apellido” de familia, sino de ciudad)… Pero eso es simple conjetura. Además, si  lo hubiera sido, ello no sería deshonra en sentido cristiano  (cf. Mt 21, 31-32). Sólo desde el siglo II se le llama prostituta, para destacar la misericordia de Jesús con ella y  también (desde una perspectiva distinta) para rebajar su “autoridad”, lo que indica que muchos la tomaron como mujer muy importante.

10/ ¿Lloraba mucho?

Tampoco lo sé. Si fue la mujer de Lc 7, es cierto que lloraba y limpiaba a Jesús con sus lágrimas. Pero no sabemos si esa historia es de M.Magdalena. Sea como fuere, el llanto es un elemento importante de la tradición de Jesús.Sólo los que saben llorar saben amar, y comprender el riesgo de la vida, con la destrucción que lleva dentro, como se dice el mismo Jesús que lloraba (y lo haría con M. Magdalena mirando a la ciudad maldita que iba a matarle?

Por qué estás llorando, mujer? - ReL

11/ ¿Estuvo endemoniada?

            Así lo dice Lc 8, 2-3, pero ese dato ha de tomarse en sentido simbólico: Magdalena sería un ejemplo de las mujeres y de los hombres curados  (transformados, sanados) por Jesús. Pero, en otro sentido, en la línea del evangelio de Marcos, podemos suponer que ella también “sanó” a Jesús, le acompañó y le ayudó a ser el nuevo Cristo de la humanidad.  Pero volviendo a los demonios, la  primera tradición de la Iglesia no dice nada de eso. De todas formas, el hecho de que hubiera sido endemoniada no supone deshorna para ella, sino todo lo contrario. Los “deshonrados” del evangelio no son los endemoniados, sino los “endemoniadores”, en línea política o religiosa. social o eclesial. Demonio era entonces aquello que “destruye” a la persona, aquello que le impide ser en libertad. 

12/ ¿Fue la hermana de Lázaro?

            Así lo ha supuesto la tradición, a partir del evangelio de Juan, para no multiplicar más las Marías, las tres o cuatro a las que alude la tradición primitiva de la Iglesia. Pero todo nos hace suponer que era distintas. María, la hermana de Lázaro y de Marta (cf. Lc 10, 39 y en Jn 11-12), pertenece a un contexto social y familiar diferente. Más sentido tendría identificar a Magdalena con la mujer de la unción (Mc 14, 3-9, pues las dos se vinculan a la muerte y pascua de Jesús, pero tampoco esto es probable. Así suelen verla los iconos, con el pomo de perfume en la mano, mujer para ungir y fortalecer a Jesús.

22 mejores imágenes de Icono/pinturas María Magdalena | María magdalena,  Pinturas, Arte

13/ ¿Qué significado tiene el que fuese la primera en ver al resucitado?

            ¡Que fue la primera cristiana, con las otras mujeres, sus compañeras! Ella  está vinculada a la tradición de la cruz y sepultura de Jesús, siendo, con otras mujeres (y con el Discípulo Amado de Jn, que tiene rasgos más simbólicos), la única cristiana que ha visto morir a Jesús, aunque no ha podido “enterrarle” (pues no tenía  autoridad para hacerlo en aquel tenso contexto de muerte). Ella es la primera que descubre, por experiencia personal, que Jesús está vivo, que no se le puede buscar en el sepulcro; en ese sentido, es la iniciadora del evangelio y de ella dependen, aunque no lo diga, Pedro y el mismo Pablo. 

14/ ¿Qué papel jugó en la primitiva Iglesia?

            ¡Un papel esencial! Así lo muestran los textos de la pasión de los cuatro evangelios y de un modo especial el final canónico de Marcos (Mc 16, 9) y Jn 20, 1-18, donde se afirma que ella fue con otras mujeres (quizá con la madre de Jesús)la primera cristiana, el primer testigo y apóstol de la iglesia, antes que los Doce. Así lo reconoce el comienzo del libro de los Hechos (Hech 1, 13-14), aunque después no hable más de ella.

 15/ ¿Por qué se la hace desaparecer por completo?

            ¡Ella no desaparece! Su figura y función resulta  esencial en los evangelios, que no responden a lo que nosotros quisiéramos preguntar, pero que dicen muchísimo sobre el papel de Magdalena en la iglesia primitiva. Celso, el más lúcido de los críticos anticristianos del siglo II, entiende bien los evangelios cuando dice que Magdalena (a la que llama mujer histérica!) fue la fundadora del cristianismo, Histérica significa aquí que fue capaz de descubrir la vida de Jesús en el fondo de su muerte. Ella fue muchísimo más lúcida que Celso. 

16/ ¿Qué valor hay que darle a la relación afectiva que los apócrifos dicen que mantuvo con Jesús?

            Jesús la quiso, como a otros discípulos (cf. F. Josefo: “aquellos que le amaron le siguieron amando tras la muerte”, AntXVI, 3, 63). Pero hacerla novia o esposa de Jesús en línea moderna es fantasía. Algunos apócrifos (como Ev. Felipe 55) dicen que Jesús la quería y besaba en la boca, pero dan a ese beso un sentido radicalmente humano, de comunión personal, de transformación de la vida. En una línea distinta, el Ev. Tomas 114 afirma que ella era en el fondo “varona”, que tenía que hacerse varón en la resurrección. Pero eso no dice nada en contra de Magdalena, sino en contra de los “gnósticos machos” que nos saben descubrir el valor radical de las personas, varones y mujeres… Algunos gnósticos posteriores la hacen asexuada o penitente, lo cual es también una indicación de los miedos y perturbaciones de los gnósticos, no una afirmación real sobre María Magdalena. 

17/ ¿Pudo ser la inspiradora del IV Evangelio?

            La presencia de Magdalena en Jn 20  es masiva y sorprendente. Es claro que en el fondo del evangelio de Juan y de la figura del Discípulo amado ha influido la tradición de Magdalena. Pero Juan no amplía, sino que reduce su influjo, a favor de Pedro, del Discípulo Amado y de la misma Madre de Jesús. Eso significa que, en la iglesia anterior, Magdalena era incluso más importante de lo supone Juan… a no se que identifiquemos al Discípulo amado con Magdalena, lo cual no es imposible, pero tampoco muy probable. 

18/ ¿Tiene que pedir perdón la Iglesia por haber falsificado la figura de María Magdalena?

            En primer lugar, hay que darle gracias,por no haber borrado del todo su figura ni sus huellas. Por otra parte, hay que pedir perdón con la vida! Además, la palabra “falsificar” no es justa. Ni la iglesia oficial falsificó a Magdalena, ni los gnósticos conservaron su figura intacta, sino que unos y otros la interpretaron. La solución no es volver a los gnósticos, sino recuperar la historia de Jesús y de la iglesia primitiva de una forma que no sea ya patriarcalista, ni androcéntrica, desde el programa de Gal 3, 28 (no hay varón ni mujer). 

19/ ¿Revisar su figura, despojándola de ciencia-ficción, ayudaría a reivindicar el papel de la mujer en la Iglesia?

Basílica de Santa María Magdalena de Vézelay

¡Que la ciencia-ficción “ficcione”, pero que lo haga bien que la historia sea historia. La iglesia oficial ha tenido quizá miedo de Magdalena como mujer-mujer, mujer independiente, y ha preferido a la Madre de Jesús (falsificando también sus rasgos reales de mujer)… Pero las dos mujeres van juntas en la tradición, no sólo Jn 19, 25, sino quizá también en Mc 15, 40.47; 16, 1 par. y además en Hch 1, 13-14.

20/ ¿Podría una nueva Magdalena ser Papa de la Iglesia?

¿Por qué no? Pero quizá sea mejor dejar a un lado la figura actual del Papa. El tema no es que Magdalena sea presbítera, “obispa” o “papa/mama”, sino que sea lo que es, una mujer ama y que cree, que anima y que impulsa, que abre caminos nuevos en la iglesia… Tanto ella como la madre de Jesús fueron esenciales en la primera comunidad. Magdalena no ha podido ser obispo o papa en la iglesia que triunfó desde el siglo II-III, pero podrá serlo en una iglesia no jerárquica ni patriarcalista del futuro… Mc 16, 9 la presenta como la “primera” que vio (es decir que entendió a Jesús), suponiendo así que ella y las demás mujeres del evangelio lograron “crear” el cristianismo. Cuando se dice que Pablo fundó la Iglesia se está diciendo algo importante… pero antes que Pablo (y con Pablo!) estuvieron las mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s