¿Aperturistas o tradicionalistas?

“Las enseñanzas de la Iglesia tienen que evolucionar para ser comprendidas por los seres humanos de cada momento histórico y todas las generaciones se enfrentan con nuevos temas a los que hay que responder”
 Isabel Gómez Acebo. religion digital

Unos artículos del National Catholic Reporter me han hecho reflexionar sobre las personas que se declaran católicos convencidos. Durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI todos los que no estaban de acuerdo sobre las enseñanzas eclesiales estaban mirados con malos ojos. Nos decían, porque yo me declaro aperturista, que éramos protestantes y que hacíamos una religión a nuestra medida, pero yo perseveraba en mi fe, como tantos otros, aunque nos fueran retirando a los cuarteles de invierno

La sociedad va muy deprisay acepta algunas situaciones que son tabú en nuestra Iglesia: métodos anticonceptivos, matrimonio entre personas del mismo sexo, sacerdocio femenino, la no importancia del celibato, el aborto, el adecuado rol de los laicos, la infalibilidad papal… una lista muy larga que un porcentaje muy elevado de católicos acepta ¿Han dejado de serlo por tener estas ideas?

            Con la llegada del pontificado del Papa actual ha mejorado nuestra consideración salvo para los que se oponen a su persona. Lo más curioso es que ha pasado lo mismo con la llegada al poder del presidente Biden que no escogió al cardenal Dolan, que se refería a su amigo Trump como un gran señor, sino a un jesuita. Y en el servicio religioso post juramento se incluyeron dos monjas y dos líderes del movimiento transgénero, un aviso a navegantes de que en su concepción religiosa todos eran bien recibidos.

            Creo que nos confundimos cuando consideramos que el catolicismo es la adhesión a una serie de verdades pues no es una creencia intelectual sino mucho más que eso. Ser católico quiere decir no apartar la mirada del que sufre, no tener miedo en profundizar en la fe, vestir al desnudo y celebrar la Navidad como la encarnación de Dios que quiso compartir la vida de los seres humanos, en la que se incluía el sufrimiento incluso en cruz, pero con un mensaje de esperanza que fue la Resurrección.

Y recordar todos estos momentos de la vida de Jesucristo celebrando con los hermanos en la fe para apoyarnos unos a otros. Y no somos protestantes porque nos consideramos miembros de una iglesia, que no cedemos a ningún grupo y de la que nadie nos podrá echar, aunque nos gustaría que cambiara algunas cosas que son por las que luchamos

            Nos necesitamos unos a otros, de la misma forma que no existiría el bien si no hubiera mal en el mundo. Las enseñanzas de la Iglesia tienen que evolucionar para ser comprendidas por los seres humanos de cada momento histórico y todas las generaciones se enfrentan con nuevos temas a los que hay que responder. La verdad permanece, pero para perseverar tiene que vestirse con la ropa del momento. Los aperturistas tienen que empujar a los conservadores a realizar cambios, pero éstos tienen que advertir de los peligros que conlleva ser apresurados. Y si no existieran las dos facciones el Espíritu las tendría que crear… pero ya lo hizo y debemos convivir unos con otros pues nadie sobra

            El catolicismo no se puede reducir, como decía Chesterton, a una tradición pues es un incordio (nuisance en inglés) siempre nuevo y peligroso.  El desafío en nuestra situación actual es construir un sentido de unidad que marginalice a los extremistas y a los sectarios, que no se entienden con nadie, pues son lo contrario del espíritu cristiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s