Las mujeres católicas piden la adhesión de la Santa Sede al Consejo de Europa

por Redacción de alandar10 de diciembre de 2021

En una declaración conjunta, influyentes organizaciones católicas de defensa de los derechos de la mujer piden a la Santa Sede que se incorpore al Consejo de Europa y firme el Convenio Europeo de Derechos Humanos. La ocasión es el Día Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra el 10 de diciembre de 2021. Entre los firmantes están Ordensfrauen für Menschenwürde (Alemania), Donne per la Chiesa (Italia), Maria 2.0 (Alemania), Voices of Faith (Roma/Liechtenstein), Comité de la Jupe (Francia), Catholic Women Speak (Reino Unido), In Bona Fide (Croacia), la Revuelta de Mujeres en la Iglesia (España), Alcem La Veu (España), We are Church (Irlanda), Wir sind Kirche (Austria), SKF Federación Suiza de Mujeres Católicas (Suiza): «Durante años, la Santa Sede ha actuado como un Estado de pleno derecho. Esto da lugar a derechos, pero también a deberes», dicen las firmantes.

El Tratado de Letrán entre la Santa Sede e Italia tiene más de noventa años. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) existe desde hace más de sesenta años.

El 12 de octubre de 2021, el TEDH publicó sus conclusiones sobre el primer tribunal de la historia en el que participa la Santa Sede. En esta sentencia, el TEDH recuerda que la Santa Sede ya había celebrado tratados con terceros Estados y también acuerdos internacionales. El Tribunal concluye de ello que la Santa Sede tiene características de Estado. Es decir, califica a la Santa Sede, en principio, como un Estado de pleno derecho. Esto no es sorprendente, ya que la Santa Sede actúa como un Estado de pleno derecho frente a los Estados y también, por ejemplo, en las Naciones Unidas.

Es en este punto donde las mujeres católicas plantean una pregunta: «Si la Santa Sede es considerada un Estado, ¿por qué no es miembro del Consejo de Europa? «

El Consejo de Europa es la organización internacional más antigua de Europa. Está considerado como la voz de la conciencia democrática en Europa. Es el organismo defensor de los derechos humanos y cuenta con 47 países miembros hasta la fecha.

Este reconocimiento de la importancia del Consejo de Europa en la defensa de los derechos humanos hace que nos preguntemos por qué la Santa Sede no busca ser miembro del Consejo de Europa. Los criterios de la sentencia del TEDH dejan claro que ya funciona y es reconocida como Estado en muchos contextos, ¿por qué no como miembro del Consejo de Europa?

«Nuestra fe católica no puede considerarse separada de nuestro compromiso con los derechos humanos»

Como observador permanente, la Santa Sede ha ratificado seis convenios del Consejo de Europa, entre ellos el Convenio Cultural Europeo (en 1962), el Convenio Europeo de Reconocimiento Académico de Títulos Universitarios (en 1979), el Convenio Europeo sobre la Televisión Transfronteriza (en 1993), el Convenio Europeo revisado sobre la Protección del Patrimonio Arqueológico (en 1999), el Convenio sobre el Reconocimiento de Títulos relativos a la Enseñanza Superior en la Región Europea (en 2001) y el Protocolo que modifica el Convenio Europeo sobre la Televisión Transfronteriza (en 2000).

Los derechos humanos no sólo son importantes para el Consejo de Europa, sino también para la Santa Sede. Esto se subraya una y otra vez. Por ejemplo, el Papa Francisco dijo«[…]cuando el Señor Jesucristo curó a los leprosos, dio la vista a los ciegos, se relacionó con los publicanos, perdonó la vida a la adúltera y nos invitó a atender al viajero herido, él mismo hizo entender que todo ser humano merece respeto y consideración, independientemente de su condición física, mental y social. Desde una perspectiva cristiana, pues, existe una relación significativa entre el mensaje evangélico y el reconocimiento de los derechos humanos, de acuerdo con el espíritu de los autores de la Declaración Universal de los Derechos Humano”.

En un discurso ante el Consejo de Europa en Estrasburgo en noviembre de 2014, el Papa Francisco observó que «El camino elegido por el Consejo de Europa es sobre todo el de la promoción de los derechos humanos, junto con el crecimiento de la democracia y el Estado de Derecho. Se trata de una empresa especialmente valiosa, con importantes implicaciones éticas y sociales, ya que el desarrollo de nuestras sociedades y su futura convivencia pacífica dependen de una correcta comprensión de estos términos y de una constante reflexión sobre ellos. Esta reflexión es una de las grandes aportaciones que Europa ha ofrecido, y sigue ofreciendo, al mundo entero”.

Las mujeres católicas firmantes de esta propuesta hacen la siguiente observación «Como todos sabemos, la familia europea aún no está completa en el Consejo de Europa. Por el momento, se puede descartar una pronta adhesión de Bielorrusia. Sin embargo, en su reconocimiento del estatus de Estado de la Santa Sede, la sentencia del TEDH abre una puerta a la Santa Sede. Una adhesión de la Santa Sede al Consejo de Europa sería un paso más hacia la unión de toda la familia europea en el Consejo de Europa. Como mujeres católicas, pedimos la plena validación y aplicación de los derechos humanos en nuestras propias instituciones religiosas, así como en la sociedad en general. Nuestra fe católica no puede considerarse separada de nuestro compromiso con los derechos humanos. Por lo tanto, abogamos por la pronta adhesión de la Santa Sede al Consejo de Europa».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s