El Papa y el feminismo. Matilde Fontecha

segundo-vaticano-analiza-informes-onu_ediima20190222_0107_4
EFE

 Matilde Fontecha. https://www.eldiario.es/norte/vientodelnorte/Papa-feminismo_6_871472853.html

El desconocimiento y desprestigio del feminismo se ha mantenido, de manera generalizada, hasta la reciente revolución social –la 4ª ola del feminismo– provocada por los movimientos ‘Me too’ y ‘La manada’

Han pasado tres décadas desde que algunas profesoras comenzamos a impartir formación en Coeducación y Feminismo. Perduraba la demonización de este término, propio de décadas anteriores, y nos enfrentábamos a cierto rechazo por declararnos feministas. Con excepción de alguna alumna sensibilizada con la igualdad de género, el alumnado aseguraba que “feminismo es lo contrario de machismo”.

El desconocimiento y desprestigio del feminismo se ha mantenido, de manera generalizada, hasta la reciente revolución social –la 4ª ola del feminismo– provocada por los movimientos Me too y La manada. Las calles se llenan de personas que manifiestan su descontento por la discriminación que sufren las mujeres. Por primera vez, gran cantidad de jóvenes se suman a las convocatorias feministas. Se produce un cambio hacia la percepción positiva del término y se entiende que el objetivo del Feminismo es salvaguardar los derechos humanos del 100% de la población.

Cuando estamos desbrozando el sendero hacia una sociedad más igualitaria, al Papa Francisco se le ocurre decir: Invitar a hablar a una mujer no es entrar en la modalidad de un feminismo eclesiástico, porque al final todo feminismo acaba siendo un machismo con falda. Y hace estas declaraciones, precisamente, en la cumbre antipederastia del Vaticano.

¿Cómo puede el Papa ignorar que este foro nunca hubiera existido sin el cambio de mentalidad que ha producido la teoría feminista; la ardua tarea del Feminismo para denunciar los abusos sexuales, también en la Iglesia?

De cualquier manera, estas declaraciones lo sitúan al nivel de pensamiento de mis exalumnos. ¿Cómo es posible que un hombre tan sabio cometa semejante error, cuando cualquier diccionario define con claridad la palabra feminismo?

Ojalá fuera un error. Por desgracia, las palabras del Papa, que atentan contra la igualdad de género, calarán en los corazones de millones de personas.

En mi opinión, esta desafortunada declaración forma parte de un nuevo periodo de “reacción” global que pretende mantener a las mujeres en su rol tradicional.

No es nada original. Cada vez que los derechos de las mujeres prosperan de manera evidente, los poderes fácticos articulan los medios para intentar devolverlas al redil. Ya en la década de los 80, comenzó en EEUU un proceso de regresión contra los avances conseguidos a partir de Mayo del 68. Tal y como las estadounidenses habían augurado, esta “reacción” se fue extendiendo por otros países. El Sistema Patriarcal, sin hacer ruido, consiguió la involución de los derechos de las mujeres a través del control de sus cuerpos, concretamente, de la imposición de un canon estético y de la maternidad.

En este país, llevábamos desde los años 90 viviendo día a día nuestro propio retroceso con impotencia, hasta que surge el despertar con la rebelión Me too, que nos ha hecho ganar, en tiempo récord, parte del terreno que se había perdido. Pero, también en tiempo récord y esta vez con mucho ruido, se ha iniciado una nueva “reacción”. Destaca la avasalladora entrada en escena de Vox: sus declaraciones y proyectos apoyados por sectores políticos que nos habían hecho creer que distaban de semejante ideología.

Y no es casualidad que ciertas opiniones de Vox acerca de las mujeres las hayamos escuchado de boca de obispos o arzobispos de la Iglesia Católica, una empresa que ha ignorado los valores de las mujeres, que les ha cerrado sus puertas durante 2.000 años. Y que hoy se ha quedado sola en la obstinación por la exclusión.

Estoy convencida de que la Iglesia, desde el punto de vista humano, se equivoca. Su cerrazón a no permitir el sacerdocio a las mujeres o el matrimonio de los sacerdotes, su empeño en proteger a los abusadores sexuales –aunque haya pedido perdón por los abusos– o la homofobia son actitudes que desafían los derechos humanos y provocan gran sufrimiento.

Con respecto a todas las mujeres, espero que la Iglesia Católica modifique su discurso, y que desista en tratar a la mitad de la población como personas de categoría inferior.

https://www.eldiario.es/norte/vientodelnorte/Papa-feminismo_6_871472853.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s